Medidas de Prevención ante la llegada del huracán Maria

septiembre 20, 2017

¿Qué es un huracán?

Se define como un fenómeno meteorológico de la atmósfera baja, que puede describirse como un gigantesco remolino en forma de embudo. Puede alcanzar un diámetro de cerca de 1000 km y una altura de 10 km. Produce vientos con velocidades superiores a los 200 km/hora y con ráfagas de hasta 400 km/hora, trayendo consigo fuertes lluvias.  El territorio costarricense nunca ha recibido el impacto directo de un huracán.  Los daños reportados en nuestro país son a consecuencia indirecta de este fenómeno hidrometeorológico.

 

Si se prevé que un huracán afectará su zona, siga las siguientes instrucciones:

 

ANTES del huracán

  • Cortar las ramas de los árboles más cercanos ;
  • Guardar los objetos que pueden volar con la brisa ;
  • Mantenerse informado escuchando la radio, la televisión o un sitio Internet mientras sea posible para escuchar los mensajes de alerta ;
  • Reforzar las estructuras como los techos ;
  • Tapar las ventanas y puertas con paneles de madera clavados ;
  • Poner cinta en los vidrios y desmontar los de grande tamaño ;
  • Guardar las herramientas necesarias ;
  • Prever varios suapes y cubos ;
  • Hacer reservas de alimentos en lata, y agua embotellada, así como medicamentos de primer auxilio ;
  • Poner los animales en su abrigo ;
  • Permanecer en la casa ;

 

DURANTE el huracán

  • Permanecer en los lugares más resistentes de la casa ( baño, sala…)
  • Alejarse de los vidrios,
  • Monitorear la resistencia del lugar ;
  • Monitorear el riesgo de inundación ;
  • No salir durante el ojo del ciclón, aunque se calmen los vientos, no salga ;
  • Ser más vigilante durante la noche ;
  • Esperar el final de la alerta para salir.

 

DESPUÉS del huracán

  • Cuidado con la marea de tormenta que puede llegar después del paso del ciclón ;
  • Evaluar los peligros : Alejarse de los puntos bajos, no tocar los cables eléctricos o cables de teléfono, verificar el estado de los alimentos ;
  • Reparar la casa ;
  • Prestar su ayuda para quitar los escombros de los caminos y calles ;
  • Evitar los desplazamientos ;
  • Conducir con prudencia.

 

Otros tips:

  • Planee una ruta de evacuación.
  • Póngase en contacto con la oficina de manejo de emergencias local o el capítulo de la Cruz Roja, y pregunte por el plan de preparación para huracanes de la comunidad. Este plan debe incluir información acerca de las rutas de evacuación más seguras y los refugios cercanos.
  • Familiarícese con las rutas seguras tierra adentro.
  • Prepárese para conducir de 20 a 50 km tierra adentro para localizar un lugar seguro.
  • Tenga a la mano suministros para casos de desastre.
  • Linterna y pilas adicionales.
  • Radio portátil, operado con pilas, y pilas adicionales.
  • Botiquín y manual de primeros auxilios.
  • Alimentos y agua de emergencia.
  • Abrelatas no eléctrico.
  • Medicamentos esenciales.
  • Dinero en efectivo y tarjetas de crédito.
  • Ropa abrigadora.
  • Zapatos resistentes.
  • Asegúrese de que todos los miembros de la familia sepan cómo reaccionar después de un huracán.
  • Enseñe a los miembros de la familia cómo y cuándo desconectar el gas, la electricidad y el suministro de agua.
  • Enseñe a los niños cómo y cuándo llamar a los servicios de emergencia, la policía o departamento de bomberos y qué estación de radio sintonizar para oír información de emergencia.
  • Proteja sus ventanas.
  • Las contraventanas permanentes son la mejor protección. Un método más barato consiste en colocar paneles de madera contrachapada. Use tablones de madera de 1/2 pulgada corte a la medida de cada ventana.
  • Perfore agujeros cada 40 cm para los tornillos. Haga esto mucho antes de que llegue la tormenta.
  • Pode o corte las ramas muertas o débiles de los árboles.
  • Verifique que la póliza de seguros se encuentra vigente (completamente pagada o sin retrasos en pagos fraccionados), que las coberturas contratadas incluye riesgos hidrometereológicos (riesgos de inundación y/o huracán), que las sumas aseguradas están acorde con el valor del bien inmueble y contenidos.
  • Elabore un plan de comunicación de emergencia.
  • En caso de que los miembros de la familia se separen unos de otros durante un desastre (una posibilidad real durante el día cuando los adultos se encuentran en el trabajo y los niños en la escuela), tenga un plan para volver a reunirse.
  •  Pida a un pariente o amigo que viva fuera del estado que actúe como el “contacto de la familia”. Después de un desastre, a menudo es más fácil hacer llamadas de larga distancia.
  • Asegúrese de que todos en la familia sepan el nombre, dirección y teléfono de la persona de contacto.
Publicado in Gubernamentales