Vacuna para el virus Zika muestra promesa en ensayos humanos

octubre 12, 2017

(Reuters) – Una vacuna para el virus Zika basada en ADN creada por Inovio Pharmaceuticals Inc y de GeneOne Life Science Inc en Corea del Sur indujeron respuestas inmunitarias anti-Zika en un ensayo en fase temprana en seres humanos, informaron investigadores estadounidenses el miércoles.

A diferencia de las vacunas convencionales, que usan a menudo las versiones inactivadas o muertas de un virus, Inovio-GeneOne es una vacuna sintética hecha mediante la reproducción de secciones del genoma del virus Zika en un laboratorio y luego cargarlas en un anillo de material genético llamado plásmido.

Esta vacuna es inyectada debajo de la piel y seguida de un dispositivo que genera impulsos eléctricos, creando pequeños poros en las células que permiten que el ADN pase a las células.

Después de tres dosis de la vacuna Zika conocida como GLS-5700, los 40 voluntarios sanos del estudio desarrollaron anticuerpos específicos de Zika.

“Todo el mundo fabricó anticuerpos”, dijo el Dr. Pablo Tebas, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Pensilvania, quien dirigió el estudio.

 Para ver si estos anticuerpos podrían ser protectores contra el virus, la sangre de los participantes del estudio inmunizado se inyectó en ratones que luego fueron expuestos a Zika. Los animales que habían recibido los anticuerpos específicos de Zika estaban protegidos.

“Cuando le dimos a los ratones suero de la misma gente antes de que recibieran la vacuna, no estaban protegidos. Los ratones murieron “, dijo Tebas en una entrevista telefónica.

Tebas dijo que el estudio muestra cuán ágiles son las vacunas de ADN sintético, observando que sólo tomó siete meses desde el momento en que se diseñó la vacuna hasta el inicio del ensayo clínico. “Esta técnica de hacer las vacunas del ADN es muy rápida,” él dijo.

Se necesitarán más pruebas para demostrar que la vacuna es eficaz para proteger a las personas de Zika y eso podría resultar desafiante dado que la epidemia, una vez explosiva, se ha desacelerado y hay pocas poblaciones que están en riesgo de infección por Zika.

Zika causó miles de casos de defecto congénito conocido como microcefalia en Brasil en 2015, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud a declarar Zika una emergencia de salud pública en febrero de 2016. En noviembre pasado, la OMS abandonó la designación de emergencia, en al menos 60 países, seguirá propagándose donde los mosquitos que portan el virus están presentes.

El mes pasado, Sanofi SA puso fin a los esfuerzos de desarrollo de su vacuna Zika, basada en un virus Zika inactivo o muerto. Takeda Pharmaceutical Co todavía está trabajando en una vacuna Zika utilizando este enfoque.

Publicado in Avances médicos